ALBÓNDIGAS EN SALSA

Imagen albóndigas en salsa
Albóndigas en salsa

Si hablamos de platos típicos de nuestra gastronomía, el de albóndigas en salsa es uno de esos platos que suele estar presente. Esta exquisita receta es tan versátil que fácilmente se puede adaptar a todos los paladares; aunque sin prácticamente necesitarlo porque ¿a quién no le gustan unas buenas albóndigas con una deliciosa salsa para mojar pan? ¡A mí me encanta!

Generalmente cuando nos referimos a un guiso de albóndigas estamos hablando de carne picada de ternera o cerdo. Esto no tiene que ser así necesariamente ya que también puede tratarse de albóndigas de verduras, albóndigas de pescado o de otros alimentos. Lo que si es cierto, es que las de carne son las más populares. De cualquier manera, lo más importante es que la salsa quede tan rica que sea un autentico disfrute para los sentidos.

Esta salsa, que crea una película de sabor acompañando a las albóndigas, es lo que le aporta el valor añadido, para crear un plato verdaderamente delicioso y, sin importar cuál sea el acompañante, volverlo el gran protagonista de nuestra mesa.

Respecto a los ingredientes de la preparación, no hay una complicación especial y pueden encontrarse en cualquier supermercado. La receta es sencilla, pero como la mayoría de las recetas, si te sientes con mucha inspiración, puedes añadirle, verduras, condimentos o salsa de tomate para preparar su base. ¡Seguro que el resultado quedará increíble!

¿Sabes qué es lo que más me gusta de estas deliciosas albóndigas en salsa? Que son muy sabrosas, y que se comen tan bien que siempre gustan a todo el mundo, da igual que sean adultos o niños. Además, les va bien cualquier guarnición, aunque para mí, lo mejor es acompañarlas de unas patatas fritas.

Entonces, ¿estás listo para hacer la mejor receta de albóndigas en salsa?

Tiempo total:1 hora Raciones:4 personas

Ingredientes

COMO PREPARAR ALBÓNDIGAS EN SALSA

  1. Empezamos preparando la carne picada. Para ello la ponemos en un cuenco y picamos por encima el ajo y el perejil en trocitos muy pequeños. Añadimos el huevo y la miga de pan. Cuando tengamos todo sazonamos al gusto y mezclamos bien para que se queden los ingredientes integrados.
  2. Ya tenemos nuestra carne picada aliñada, ahora vamos a ir haciendo las bolitas con la mano del tamaño que queramos. Pasamos cada una de ellas por harina.
  3. Calentamos aceite en una sartén y las freímos a fuego medio hasta que se doren y las sacamos a una fuente.
  4. Picamos la cebolleta y la sofreímos en una cazuela a con un poquito de aceite a fuego medio. Lo mejor es utilizar una parte del aceite en el que hemos frito las albóndigas.
  5. Cuando la cebolla se haya dorado incorporamos el vino blanco y lo dejamos un par de minutos, mientras removemos, para que se evapore el alcohol.
  6. Añadimos las albóndigas fritas y el caldo hasta cubrirlas casi del todo.
  7. Las dejamos que se cocinen tapadas a fuego medio unos 15 minutos para que se consuma el caldo.

¡Listo! Ya tenemos nuestras deliciosas albóndigas en salsa.

Si queremos que la salsa nos quede un poco más espesa añadimos una cucharadita de harina antes de incorporar las albóndigas y removemos bien.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.4 / 5. Recuento de votos: 9

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.