CÓMO SABER SI EL PESCADO ES FRESCO

Imagen como saber si el pescado es fresco
Como saber si el pescado es fresco

Es evidente que consumir pescado fresco es mucho más saludable que consumirlo congelado. Como podréis imaginar este mantiene todas sus propiedades y vitaminas, y no se ve alterado a causa de la congelación. Además de eso, el sabor y la textura de su carne también resultan más agradables y gustosas. En este texto os voy a explicar cómo saber si el pescado es fresco siguiendo unas determinadas pautas y observaciones que debemos hacer para distinguirlo con facilidad del que no lo está.

Es importante tener en cuenta que cuando compramos pescado realmente fresco debemos consumirlo en el menor tiempo posible, generalmente en uno o dos días. Si no lo consumimos el mismo día que lo compramos y lo hacemos al día siguiente, debemos mantenerlo bien refrigerado. En algunas ocasiones, preferimos congelarlo y que nos dure más tiempo, en este caso debemos hacerlo con inmediatez, es decir, al poco tiempo de traerlo del mercado.

El proceso de manipulación desde que se pesca hasta que llega a nuestros mercados requiere de unos cuidados específicos para evitar precipitar su deterioro. Ya hemos dicho que es muy rico y saludable consumirlo cuanto más próximo a su captura mejor, la única desventaja es lo poco que dura su frescura. Por ello, hay que fijarse bien cuando vayamos a la comprar si no queremos hacerlo mal y llevarnos luego una decepción en casa.

Claves para distinguir el pescado es fresco

Solo tenemos que prestar atención a una serie de características que nos van a hacer distinguirlo con facilidad:

  • Seguramente lo que más nos va a llamar la atención es el olor. Su olor no puede ser fuerte, sino que debe tener un olor suave y no acido ni rancio. Recién pescados los peces huelen a mar, pero esté olor va variando y haciéndose más fuerte a medida que pasa el tiempo.
  • También debemos fijarnos siempre en su piel. Su color debe ser vivo y tiene que estar brillante. Si el pescado no está fresco la piel se vuelve mate y los colores quedan apagados.
  • Las escamas no deben desprenderse con facilidad, es una señal de que ese pescado no está fresco.
  • Otra característica significativa es el estado de los ojos. Nunca compréis un pescado con los ojos hundidos y las pupilas grises, este debe ser abombado o plano y de pupila negra.
  • La carne del pescado fresco es una carne firme, esta es otra cualidad que se deteriora con el paso de los días.
  • El color de las agallas debe ser rojo y no amarillento.

Prestando atención a estos pequeños detalles podemos saber si estamos comprando un pescado fresco de verdad.

Como ya os he dicho, lo ideal es consumirlo en el día o como mucho al día siguiente, pero si queremos conservarlo más tiempo debemos saber que dependiendo del tipo de pescado que sea podremos tenerlo más o menos tiempo en el congelador. De este modo, los pescados magros como la merluza, podremos conservarlos congelados hasta unos 6 meses y los pescados azules no es recomendable mas de 3 meses de congelación.

No olvidemos que estamos hablando de comprar pescado fresco y congelarlo nosotros en un congelador doméstico. El pescado que compramos ultracongelado tiene más tiempo de duración porque lleva un proceso de congelado diferente.

A la hora de descongelarlo, lo recomendable es hacerlo poco a poco dentro de la nevera y no acelerar el proceso.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.4 / 5. Recuento de votos: 15

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.