NíSCALOS CON PATATAS

Níscalos con patatas
Níscalos con patatas

Si hay algo que me gusta del otoño, es la posibilidad de preparar guisos tan ricos como este de níscalos con patatas. La verdad, son toda una delicia, y es un lujo poder salir de paseo por un pinar, buscar níscalos o setas y luego cocinar estas recetas deliciosas y típicas en esta época del año.

El níscalo o robellón es un hongo de carne compacta y muy versátil en la cocina. Además de ser uno de los hongos comestibles más abundantes, es muy saludable y tiene un sabor tan intenso que permite una gran variedad de preparaciones y recetas diferentes: al ajillo, rebozados, asados, en diferentes guisos, en croquetas, etc.

El nombre científico del níscalo o robellón es Lactarius deliciosus y tiene un color naranja muy característico, lo que hace que sea un hongo fácil de diferenciar. Si sois aficionados a salir a por setas en esta época del año, seguramente no os estoy contando nada nuevo. Si no es vuestro caso y los habéis comprado alguna vez o pensáis hacerlo, veréis que con el paso del tiempo se van poniendo un poco verdes, pero es normal y no hay problema por comerlos, simplemente, se van oxidando. Así que, como todo, cuanto más frescos se coman mejor.

Para limpiar los níscalos, lo ideal es hacerlo como con cualquier seta, utilizando un paño húmedo. Normalmente, no se aconseja meter las setas en agua, pero los níscalos son de carne dura y lo aguantan bien. La verdad, yo confieso que si lo hago.

Animaros a preparar este plato típico del otoño. Si todavía no lo habéis probado, no os lo podéis perder porque es una delicia que sienta genial ahora que ya llega el frío.

Tiempo total:1 hora Raciones:2 personas Mejor temporada:Fall

Ingredientes

COMO PREPARAR NÍSCALOS CON PATATAS

  1. Para cocinar este guiso empezaremos pelando los ajos y picándolos en trocitos muy pequeños.
  2. Pelamos las patatas y las troceamos chascándolas con ayuda de un chuchillo. Esto lo hacemos, como ya os he comentado en otra ocasión, porque al arrancarlas y no quedar un corte limpio, se libera más almidón y nuestro caldo tendrá más cuerpo. Salamos las patatas al gusto.
  3. Ahora hay que limpiar los níscalos con cuidado y cortarlos en trozos. Si los hacemos muy pequeños, debemos tener en cuenta que en la cocción se reducirán.
  4. Ponemos la cazuela al fuego con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y añadimos los ajos. Rehogamos unos minutos.
  5. Añadimos los níscalos, la pimienta negra, los cominos y el vino blanco. Mezclamos todo bien y dejamos cocer a fuego medio unos 5 minutos moviendo de vez en cuando.
  6. Añadimos el pimentón y el laurel y dejamos otros dos minutos más. Si queremos un toque picante, podemos añadir una cayena.
  7. Añadimos las patatas troceadas y añadimos agua hasta cubrir todo. Dejamos cociendo a fuego medio 20 minutos hasta que las patatas estén tiernas. Rectificamos de sal si es necesario.

¡Listo! Ya tenemos nuestro delicioso guiso de níscalos con patatas.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.7 / 5. Recuento de votos: 7

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.