SALCHICHAS AL VINO BLANCO

Imagen salchichas al vino blanco
Salchichas al vino blanco

Las salchichas, según sea su presentación y tamaño, pueden acompañar muchísimas preparaciones diferentes. Las comemos con salsas, a la barbacoa, en perritos calientes, con patatas, con huevos revueltos y cientos de platos más. Asimismo, pueden ser las protagonistas de cualquier mesa, como lo son en este caso, las salchichas al vino blanco.

Personalmente, me gustan más las salchichas frescas de carnicería, ya que dejan mejor gusto a los guisos, entre otras cosas. Además de que las salchichas “artificiales” no funcionan para todos los platos. Sin embargo, todo dependerá de lo que vayamos a preparar y de los gustos de cada persona.

Una de las formas más deliciosas de cocinar las salchichas es con vino blanco. Esta receta que te voy a contar, hay quien la realiza con cebolla pochada, pero a mi me gusta más sin ella, como la hacen mi abuela y mi madre. Que no te confundan la sencillez de su elaboración y sus pocos ingredientes, porque la carne adquiere un sabor riquísimo y su aroma abre el apetito. Solo tenemos que disponer de unos minutos y dejar que se cocinen lentamente.

Lo dicho, es fácil, rápida y económica, no tienes excusa para ponerte con ella. Acompáñalas con la guarnición que prefieras; patatas, ensalada, arroz, puré… todo vale para completar un plato estupendo. Sin embargo, si no te apetece nada más, también puedes disfrutarlas solo con un poco de pan, por sí solas están absolutamente increíbles.

Tiempo total: 35 minutosRaciones:2 personas

Ingredientes

COMO PREPARAR SALCHICHAS AL VINO BLANCO

  1. Para empezar ha cocinar las salchichas ponemos a calentar en una sartén un chorrito de aceite de oliva.
  2. Las ponemos bien repartidas en la sartén. Si quisierais hacerlas con cebolla, tendríais que cortarla en tiras finas y pocharla justo antes de incorporar las salchichas.
  3. Es importante no pinchar la salchicha. Muchas veces se hace esto para que no se revienten, pero de esta manera mantendrán sus jugos, y en este caso no va ha haber problema porque las vamos a cocinar muy lento.
  4. Las salteamos durante 3 o 4 minutos a fuego alto, dándoles la vuelta y vigilando que no se quemen.
  5. Después, añadimos el vaso de vino blanco y mantenemos unos minutos hasta que se evapore un poco.
  6. Es el momento de añadir el vaso de agua y bajar el fuego.
  7. Dejamos cocinar a fuego medio hasta que se consuma todo el liquido. Vamos dando las vuelta a las salchichas de vez en cuando para que se hagan por igual. Su color se irá volviendo cada vez más oscuro.

¡Listo! Ya tenemos nuestras deliciosas salchichas al vino blanco.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.1 / 5. Recuento de votos: 12

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.